La fábrica de Dalmine de ABB da
ejemplo en la reducción de emisiones